Familia Taxaceae

Taxus baccata

Taxus baccata L., conocido popularmente como 'tejo', es una especie de la familia Taxaceae.

El epíteto genérico deriva del griego (taxon:arco; toxikon: veneno), debido a que, por un lado, su madera, resistente y flexible, se utilizaba para la fabricación de arcos, y por otro, debido a su naturaleza venenosa, siendo nombrado con frecuencia en la literatura griega y también en la latina. El epíteto específico hace referencia a que es portador de bayas rojas.

La palabra tejo parece referirse a la tonalidad marrón de su tronco. Ya Teofrasto empleó el término tejo, quien anotó su preferencia por zonas frias de montaña y sombrias, su caracter siempreverde y su lento crecimiento.

Descripción

Es una conífera que puede crecer hasta 20 m de altura. Presenta hojas lineares, planas, dispuestas casi en un plano, de color verde oscuro en el haz y más claras en el envés, con dos bandas estomáticas amarillentas. Los ejemplares masculinos producen pequeños conos con los sacos polínicos; en los femeninos se forman semillas solitarias ovoides, de color negruzco, rodeadas por una cubierta carnosa, roja denominada arilo.

Es una planta dioica, aunque ocasionalmente monoica, que puede cambiar de sexo según la estación. Es una especie de crecimiento lento y gran longevidad, pudiendo superar los 5.000 años.

Ecología

La maduración de la semilla se produce entre los 6 y los 9 meses después de la polinización, y los pájaros, al comer las bayas, las van dispersando. Las raíces pueden estar colonizadas por hongos microscópicos en relación de simbiosis, facilitando la nutrición de la planta, especialmente la captación de fosfato.

Origen y Distribución

Es una especie originaria de Europa occidental, central y meridional. Actualmente el tejo suele encontrarse en España como árbol aislado, en mezcla con otras especies, formando a veces pequeños rodales; el mayor número de ejemplares se halla en los sistemas montañosos septentrionales, como el bosque de tejos de la sierra del Sueve en Asturias, la Braña de los Tejos en Cantabria o el Bosque del Tejedelo en Zamora.

Se trata de un grupo primitivo ampliamente difundido ya desde el Jurásico y del que actualmente el tejo es el único representante europeo.
La lentitud de su desarrollo y germinación lo convierten en una especie poco competitiva que va quedando relegada a enclaves donde la topografía le favorece.

Etnobotánica

Antiguamente se utilizó mucho para fabricar arcos, luego en ebanistería y marquetería, por la notable calidad de su madera.

Usos medicinales

El filósofo y científico árabe Avicenna introdujo el uso medicinal en su obra Canon de Medicina. Él llamó los compuestos medicinales derivados 'zarnab', los cuales eran recomendados como remedio frente a problemas de corazón. Este fue el primer uso conocido de un compuesto capaz de bloquear los canales de calcio, cuyo uso no se extendió en la medicina de Occidente hasta los años sesenta.

En el Himalaya esta planta es empleada tradicionalmente como tratamiento para el cancer de mama y de ovario. El emperador Claudio ya lo recomendaba como antídoto para algunas mordeduras y en el siglo XVIII era considerado antirreumático, antimalárico y abortivo.

Algunos compuestos encontrados en el tronco del tejo han sido descritos como eficaces agentes anti-cancerígenos [1]. El precursor del paclitaxel, un compuesto empleado en quimiterapia, puede ser fácilmente sintetizado a partir de extractos de hojas del tejo europeo, siendo una fuente mucho más rentable que el tronco del tejo del pacífico (T. brevifolia), a partir del cual fue aislado inicialmente.

Así mismo, diversos estudios han demostrado las propiedades antiinflamatorias y analgésicas [2].

Toxicidad

Excepto los arilos, todas las partes del árbol contienen una mezcla de alcaloides de efecto cardiotóxico que produce parálisis en el corazón en dosis elevadas. Entre las antiguas poblaciones del norte de España estuvo muy extendida la práctica del suicidio con veneno de tejo.

La ingestión de frutos, por regla general, no produce cambios en los humanos, ya que el tegumento externo de la semilla no se altera por su paso a través del tubo digestivo. Para que empiece a manifestarse la intoxicación, es preciso que se mastique la semilla. La sensibilidad al tejo varía según el animal; por ejemplo 150 g serían mortales para un caballo. En dias calurosos los tejos liberan toxinas gaseosas, las cuales se han demostrado capaces que provocar alucinaciones.

Simbolismo

Era conocido como 'árbol de la muerte' por los griegos y romanos debido a su toxicidad. Julio César habla de este árbol en el sexto libro de De Bello Gallico, donde menciona la muerte del jefe Catuvolcus, quien se suicidó bebiendo una infusión hecha de corteza de tejo.

Se cree que este árbol tenía un significado místico y sagrado en cultos paganos precristianos y se suelen encontrar tejos junto a iglesias cristianas.

En la tradición y la cultura asturiana el tejo posee una vinculación histórica con el territorio, la gente, los antecesores y ancianas religiones. Solía ser tradición que en el Día de Todos los Santos se llevase a las tumbas de los difuntos.

Esta especie ha sido encontrada cerca de capillas, iglesias y cementerios desde la antiguedad como símbolo de la trascendencia de la muerte, y es usualmente encontrado en las plazas principales de los pueblos donde la gente celebrara las reuniones en las que se decidia sobre los asuntos de la aldea.

De acuerdo con la mitología nórdica, Odín, considerado el rey de los dioses, tuvo una revelación tras permanecer nueve días colgado de un tejo, lo cual presenta similitudes con la capacidad de esta especie para emitir volátiles alucinógenos.

El historiador Florus recoge en sus escritos que cuando los cántabros se encontraon bajo el asedio del Imperio Romano en el año 22 la mayoría de sus habitantes decidieron quitarse la vida empleando sus propias armas, el fuego, o envenedados mediante el uso de extractos de 'arboribus taxeis', es decir, de tejo. Así mismo, el historiador Orisius recoge que cuando los astures se encontraron bajo el asedio de las tropas romanas prefirieron suicidarse con sus propias armas o por veneno de tejo antes que rendirse.


  1. Plants as a source of anti-cancer agents.Cragg, Gordon M and Newman, David J.Journal of ethnopharmacology.2005 ↩︎

  2. Anti-inflammatory and antinociceptive activity of taxoids and lignans from the heartwood of Taxus baccata L..K{"u}peli, Esra and Erdemo{\u{g}}lu, Nurg{"u}n and Ye{\c{s}}ilada, Erdem and {\c{S}}ener, Bilge.Journal of ethnopharmacology.2003 ↩︎

Taxus baccata
Compártelo
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.