Familia Arecaceae

Phoenix dactylifera

Phoenix dactylifera L., conocida comúnmente como 'palma datilera', es una especie perteneciente a la familia Arecaceae.

El epíteto genérico deriva de la palabra griega phonix, nombre para la palmera datilera utilizado por Teofrasto (371-287 a.C), considerado el padre de la botánica. Es probable que haga referencia a los fenicios, dado que pensaba que ellos se habían encargado de la dispersión de esta especie.

Otra alternativa es que se refiera al ave fénix, ave sagrada en el Antiguo Egipto. El epíteto específico significa literalmente 'productora de dátiles'.

Descripción

Es una palmera dioica de tronco único, a menudo con brotes en su base, de hasta 30 m de altura, cubierto con los restos de las hojas viejas. Presenta hojas pinnadas, espinosas, de hasta 5 m de longitud, con folíolos de color verde-azulado.

Las flores se encuentran agrupadas en inflorescencias erectas muy ramificadas, emergiendo de unas espatas bivalvas de color pardo entre las hojas; son bracteadas, con 3 sépalos y 3 pétalos, las masculinas de color crema y las femeninas verde-amarillentas.

Los frutos, conocidos como dátiles, son bayas blongo-ovoides, de color naranja, con exocarpo liso, mesocarpo carnoso y endocarpo membránaceo, pasando a rojo-castaño al madurar. Las semillas son elipsoidales y rugosas, con un surco lateral.

Origen y Distribución

La palmera datilera es conocida desde la antigüedad. Su origen se encuentra en el oeste de la India o de la región del Golfo Pérsico. Está muy extendida en todos los principales desierto calientes del mundo, estando muy presente en toda el África subsahariana.

Es un importante cultivo tradicional en Iraq, Arabia y el norte de África al oeste de Marruecos. En América se introdujo en el siglo XVI y en australia en el XIX.

Etnobotánica

Hay evidencias arqueológicas que apuntan a su cultivo en lo que ahora es el oeste de Pakistán alrededor del 7.000 a.C. por parte de una civilización del neolítico.

Un cultivar la palmera datilera conocido como palmera datilera de Judea ostenta el record de corresponder a la epecie de la que se conservan semillas fértiles más antiguas, habiendo brotado con éxito algunas almacenadas desde hace unos 2.000 años.

Usos alimenticios

Los dátiles han sido un alimento básico de Oriente Medio y el valle del Indo desde hace miles de años. Los dátiles proporcionan una amplia gama de nutrientes esenciales, y son una muy buena fuente en la dieta de potasio.

El azúcar contenido en dátiles maduros es alrededor del 80 por ciento; el resto se compone de proteínas, fibra y oligoelementos incluyendo el boro, cobalto, cobre, flúor, magnesio, manganeso, selenio y zinc. Los frutos son muy ricos en vitaminas, entre las que se incluyen la tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), el ácido pantotéico (B5), la piridoxina (B6) y la vitamina K.

En diversas regiones de Oriente las hojas jóvenes se cocinan y se comen como un vegetal, tal como la yema terminal o el corazón, aunque su extracción mata a la palma. Las semillas molidas se mezclan con harina para hacer pan en tiempos de escasez. Los antiguos egipcios utilizaban las frutas para hacer vino.

Las semillas molidas se utilizan en Oriente Próximo a la manera de los granos de café, o como un aditivo al café. Los botones de las flores se utilizan en ensalada o base con pescado seco para hacer un condimento para el pan.

Usos medicinales

Los frutos son empleado en medicina tradicional por sus propiedades útiles en el tratamiento de la diarrea, el escorbuto, la hipertensión y la gonorrea, y por sus efectos expectorantes y afrodisíacos; de hecho, tradicionalmente el polen de la palmera macho mezclada con agua es considerado como un encanto contra la falta de hijos.

En ciertas regiones de Marruecos es ampliamente utilizado para tratar la diabetes y la hipertensión.

Así mismo, como una infusión, decocción o jarabe los dátiles suelen recomendarse como tratamiento para ardor de garganta, resfriados, catarro bronquial y para combatir la fiebre.

Son múltiples los usos tradicionales que han sido confirmados experimentalmente. Así, se ha demostrado que el polen contiene hormonas estrogénicas, concretamente colesterol y estrona, exhibiendo actividad gonadotrófica en ratas inmaduras [1] [2], lo cual explicaría los efectos afrodisíacos.

Estudios recientes han puesto de manifiesto la poderosa actividad antioxidante de los frutos, habiéndose demostrado in vitro su potencial para prevenir la peroxidación de lípidos y de proteínas [3]. En el caso de la diabetes, esta se caracteriza por un incremento del estres oxidativo que conduce a complicaciones vasculares, por lo que el empleo de antioxidantes puede ser considerado como estrategia preventiva [4].

Evidencias experimentales y la composición fitoquímica sugieren que, además de lo expuesto anteriormente, los dátiles pueden tener potenciales efectos beneficiosos frente a diversos tipos de cáncer y enfermedades cardio-vasculares [5].

Simbolismo

En la iconografía cristiana la presencia de la palma en la mano del santo es indicación de haber sufrido martirio; se utilizan para el Domingo de Ramos en la religión cristiana.

Las hojas también se utilizan en la fiesta judía de Sucot. En la cultura islámica, los dátiles son, junto con el yogur y la leche, los alimentos tradicionales consumidos tras la puesta del Sol durante el Ramadán.


  1. Isolation of estrone and cholesterol from the date palm, Phoenix dactylifera L..Bennett, Raymond D and Ko, Shui-tze and Heftmann, Erich.Phytochemistry.1966 ↩︎

  2. The effect of palm pollen extract on sexual hormones and the numbers of spermatozoa dynastic cell in adult male mice.Hosseini, Seyed Ebrahim and Mehrabani, Davood and FatemehAlSadat, Razavi.Medical Journal of Tabriz University of Medical Sciences and Health Services.2015 ↩︎

  3. Date fruits (Phoenix dactylifera Linn): an emerging medicinal food.Vayalil, Praveen K.Critical reviews in food science and nutrition.2012 ↩︎

  4. Date fruits (Phoenix dactylifera Linn): an emerging medicinal food.Vayalil, Praveen K.Critical reviews in food science and nutrition.2012 ↩︎

  5. Date fruits (Phoenix dactylifera Linn): an emerging medicinal food.Vayalil, Praveen K.Critical reviews in food science and nutrition.2012 ↩︎

Phoenix dactylifera
Compártelo
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.