Guía Etnobotánica

El término etnobotánica fue acuñado en 1895 por el botánico estadounidense John Williams Harshberger, pero esta disciplina nació hace casi dos milenios.

En el año 77 después de Cristo el griego Dioscórides publicó De Materia Medica, un catálogo de 600 plantas del Mediterráneo en el cual consignó información de cómo las utilizaban los griegos, especialmente para propósitos médicos.

No existe una definición generalizada de etnobotánica, ya que se han adoptado distintas posturas según épocas y autores. En su concepción más amplia esta disciplina estudia el lugar de las plantas en la cultura y la interacción directa de las personas con las plantas.

A partir datos bibliográficos han sido identificadas 194 especies vinculadas a la cultura etnobiológica en el Parque de Málaga, es decir, que más del 60% de los taxones presentes en el Parque forman parte del acervo etnobotánico acumulado desde hace al menos ocho milenios por la especie humana.

Las especies del Parque de Málaga han sido agrupadas en cuatro grandes bloques de usos: simbólicos, alimenticios, medicinales y biorremediativos (figura 1).

etnobotanica2-3Figura 1: Clasificación de las especies vegetales presentes en el Parque de Málaga en función de sus usos etnobotánicos.

Los tres últimos pertenecen a la denominada tradición etnobotánica utilitarista, mientras que la función simbólica puede ser integrada en la llama etnobotánica cognitiva, la cual aparece vinculada a la interpretación de los fenómenos naturales.

Etnobotánica en el Parque

Muchos de los conocimientos y prácticas de carácter popular se encuentran en la actualidad en un periodo de revalorización gracias a su implicación positiva en el desarrollo sostenible del planeta, por representar una alternativa a la sociedad globalizadora actual [1].

Usos alimenticios

En el Parque de Málaga han sido identificadas 76 especies comestibles, es decir, que han contribuido a la alimentación de la especie humana en algún momento de la historia.

La alimentación ha sido una importante fuerza selectiva en la evolución humana cuyo origen podemos encontrarlo en el propio origen del género Homo, esto es, la transición de una forma de vida arbórea a una adaptada a la vida en las llanuras [2].

Usos medicinales

Son 143 las especies con aplicaciones en medicina humana catalogadas en el Parque de Málaga, o lo que es lo mismo, en torno a la mitad de las aproximadamente 300 especies que cohabitan en este espacio.

Las plantas tienen importantes aplicaciones en la medicina moderna al ser fuente directa de agentes terapéuticos. Dichos descubrimientos aparecen apoyados en multitud de ocasiones en la basta tradición etnofarmacológica acumulada por la humanidad.

madical_uses2-1Figura 2: Resultados del minado de datos sobre la riqueza de términos pertenecientes al campo semántico de medicina.

En la figura 2 aparecen recogidos los términos más frecuentes pertenecientes al campo semántico de medicina. Para ello se llevó a cabo el minado de datos de la bibliografía consultada mediante scripts desarrollados en el lenguaje de programación Python.

Especies biorremediativas

Se conoce como biorremediativo a cualquier proceso que utilice los conocimientos biotecnológicos para retornar a un medio ambiente alterado por contaminantes a su condición natural, así como a los agentes implicados.

En el presente trabajo se han descrito 23 especies con capacidad de biorremediación de compuestos tales como plomo, níquel, cromo o benzeno.

Especies con valor simbólico

En las llamadas sociedades tradicionales las plantas cumplen en múltiples ocasiones una función de elemento material de rituales que escenifican la identidad y las aspiraciones de los grupos humanos.

A partir de las fuentes de información consultadas han sido identificadas en el Parque de Málaga 48 especies con función simbólica para diversas culturas.


Especies tóxicas

En el Parque de Málaga cohabitan 33 especies cuyo consumo es considerado tóxico. Entre los efectos se incluyen disfunción cardíaca, daños neurológicos, alucinaciones, tumoración, depresión severa e incluso causar la muerte.

Cinco especies destacan por su grado de toxicidad: Taxus baccana, Farfugium japonicum, Nerium oleander, Brugmansia x candida y Jatropha integerrima.

Especies amenazadas

El Parque de Málaga tiene en su haber 27 especies cuya existencia se encuentra amenazada, muchas de ellas como resultado de la degradación de sus hábitat originales debido de la actividad humana.


  1. The value of subsistence for the future of the world. Hunn E.S. Ethnoecology. Situated knowledge. Located Uves: 23-36. Tucson, Arizona. ↩︎

  2. La alimentación en la evolución del hombre: su relación con el riesgo de enfermedades crónico degenerativas. Pedro Arroyo. Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. vol.65 no.6 México nov./dic. 2008. ↩︎

Guía Etnobotánica
Compártelo
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.