Familia Cycadaceae

Cycas revoluta

Cycas revoluta Thunb., conocida comúnmente como 'cica' o 'sagú del Japón', es una especie perteneciente a la familia Cycadaceae.

El nombre genérico procede del término griego kokikas, el nombre que utilizó Teofrasto para un tipo de palmera, en referencia a su porte. El epíteto específico alude al estrecho margen doblado de sus hojas. En Japón se la conoce como 'sotetsu'.

Descripción

Posee un tallo cilíndrico que presenta un crecimiento apical, cubierto de las cicatrices que dejan las hojas que va perdiendo a medida que crece. Los frondes son pinnado-compuestos, de hasta 1.5 m de longitud, de color verde brillante por el haz y mate por el envés; se encuentran formando una cresta terminal. Los foliolos lineares y estrechos tienen los bordes revueltos.

Su reproducción es dioica, es decir, la planta femenina presenta en el extremo del tallo los megasporófilos, agrupados en conos redondeados que contienen las macrosporas. Las plantas masculinas emiten una espiga lateral, los microsporófilos. Tras la fecundación se transforman en semillas grandes, carnosas de color rojo.

Origen y Distribución

Es una especie oriunda del sur de Japón, incluyendo las Islas Ryukyu, y de la provincia de Fujian, en China; coloniza las planicies rocosas y acantilados. Se pueden admirar algunos ejemplares centenarios de varios metros de altura en los templos budistas y santuarios Shinto.

Etnobotánica

Es una de las cícadas más ampliamente cultivadas, pudiendo crecer en el exterión en regiones cálidas y subtropicales, y en invernaderos en regiones frias.

Usos alimenticios

La médula contiene almidón comestible, y se utiliza para la fabricación de sagú. Se extrae cortando la médula del tallo, raíz y las semillas, moliendo la médula hasta obtener una harina gruesa; antes de su uso, el almidón debe lavarse cuidadosamente para lixiviar las toxinas contenidas en la médula.

La extracción de almidón comestible requiere un cuidado especial debido a la conocida toxicidad de las cícadas. El residuo de almidón es secado y cocinado.

Toxicidad

Todas las partes de la planta son tóxicas, sin embargo las semillas contienen el nivel más alto de la toxina cicasina, la cual causa irritación gastrointestinal, y en altas dosis conduce al fallo hepático. Tambien aparece implicada en el desarrollo de Párkinson y cáncer de próstata.

Otras toxinas incluyen la beta-metilamino L-alanina (BMMA), un aminoácido neurotóxico, y una toxina no identificada que se ha comprobado que causa parálisis en el ganado. Los animales domésticos tienen un mayor riesgo ya que encuentran la planta especialmente sabrosa.

Químicamente la BBMA es una aminoácido no proteogenético; su efecto de acción se debe a que puede ser incorporado a proteínas nacientes en lugar de la L-serina, provocando un plegamiento incorrecto de las mismas.

Cycas revoluta
Compártelo
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.